Rumbo a La Copa Mundo 2010: El Salvador 1 Costa Rica 0

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rumbo a La Copa Mundo 2010: El Salvador 1 Costa Rica 0

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 9:20 am

El Salvador 1-0 Costa Rica... Los cuscatlecos reviven y los ticos sufren.



MEDIOTIEMPO | Agencias
San Salvador, El Salvador, miércoles 9 de Septiembre del 2009

Rudis Corrales hizo el único gol al 90

El Salvador derrotó hoy a Costa Rica con un gol en el último minuto del delantero Rudis Corrales, que devuelve las opciones matemáticas de pelear, al menos, por el medio pasaje a Sudáfrica.

El resultado agravó la crisis de resultados de Costa Rica, que de líder de las Eliminatorias, en las últimas tres Jornadas perdió sin apelaciones y ha caído al cuarto puesto, con 12 puntos.

El conjunto salvadoreño llegó a ocho enteros a falta de dos Jornadas para el fin del Hexagonal Final de las Eliminatorias en la zona de CONCACAF que conceden tres plazas directas al Mundial y un boleto de Repesca con el quinto país del Torneo sudamericano.

Corrales, que ingresó al minuto 81, recibió un pase de Osael Romero dentro del área y con un remate de zurda consiguió el gol a los 90 minutos.

Fue el premio a la mayor ambición de los salvadoreños y un castigo grande a un equipo visitante que dominó por momentos a su antojo pero no concretó en la portería contraria.

El volante salvadoreño Cristian Castillo ejecutó, al minuto 34, una chilena que finalmente fue desviado por la defensa de Costa Rica, y al 68 sacó otro disparo que el costarricense Michael Umaña logró sacar de cabeza al filo de su portería.

El seleccionador salvadoreño, el mexicano Carlos de los Cobos, dijo a la prensa que la victoria "es importante" para mantenerse con "posibilidades" de llegar a Sudáfrica, a falta de dos encuentros: en la casa de México, el 10 de octubre, y como anfitrión de Honduras, el día 14.

"No estamos muertos. Todavía estamos vivitos y coleando, y vamos a intentar prepararnos adecuadamente para ir a México a hacer un buen partido", dijo el técnico de El Salvador.

El Salvador no asiste a un Mundial desde el celebrado en España en 1982.

- Ficha técnica:

1. El Salvador: Miguel Montes; Manuel Salazar, Mardoqueo Henrriquez, Marvin González, Deris Umanzor (m.81, Rudis Corrales); Ramón Sanchéz, Eliseo Quintanilla, Osael Romero, Arturo Álvarez (m.75, Salvador Coreas); Cristian Castillo (m.74, Alfredo Pacheco) y Rodolfo Zelaya.
Seleccionador: Carlos de los Cobos (MEX).

0. Costa Rica: Ricardo González; Cristian Oviedo, Celso Borges, Michael Umaña, Pablo Herrera; Froylán Ledezma (m.74, Alejandro Sequeira), Dennis Marshall, Bryan Ruíz (m.75, William Sunsín), Cristian Bolaños (m.64, Walter Centeno); Ángel Sirias y Júnior Díaz.
Seleccionador: Rodrigo Kenton.

Gol: 1-0, m.90: Rudis Corrales.

Árbitro: El mexicano Benito Armando Archundia amonestó a los costarricenses Cristian Bolaños y Michael Umaña, así como a los salvadoreños Rodolfo Zelaya y Rudis Corrales.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava Jornada del Hexagonal Final de las Eliminatorias del Mundial en la zona de CONCACAF disputado en el Estadio Cuscatlán, de San Salvador, ante unos 15.000 espectadores.

avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Reporte de El Diario de Hoy.

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 9:26 am

el sueño está vivo

La Azul peleó hasta el final y tuvo su premio: ganó con gol de rudis corrales en el 90' y todavía se ilusiona con la clasificación.



Gustavo Flores
Miércoles, 9 de Septiembre de 2009
El Diario de Hoy

¿Cómo no comenzar el comentario por el final? ¿Cómo no iniciarlo con ese grito enloquecido de Rudis Corrales?, ¿con ese rugido en forma de gol de toda la afición? ¿Cómo no emocionarse con esa marea de color azul cada vez más intenso? El Salvador intentó todo el partido y encontró su premio en el final. Eso le pasa a los equipos que buscan como lo hizo ayer la Selecta. Un premio que todavía lo hace soñar con los que muchos ya daban como imposible. ¡Estamos vivos!

No podía ser... Irse otra vez con las manos vacías después de dominar al rival, de jugar mejor, de que un gol legítimo no haya sido convalidado por el árbitro Archundia, el único mexicano que no quiere a De los Cobos. No podía ser.... Por eso Rudis, justo él, criticado y resistido por buena parte de los hinchas, fue el encargado de poner justicia y alimentar el sueño. Claro, no será fácil: de 6 puntos en disputa, Costa Rica lleva 4 (ver nota aparte). Pero, ante este hermoso sueño, ¿quién se atreve a despertarlos?

El partido arrancó con algunas sorpresas tácticas de ambos bandos: el Cheyo Quintanilla jugó más retrasado que de costumbre y le dejó su lugar de enlace a Osael Romero, más cerca de Fito Zelaya. Del lado tico, el "Paté" Centeno se quedó en el banco y dejó el armado en manos de Bolaños y Oviedo.

Le costó hacer pie a El Salvador en el campo pero cuando lo hizo, fue consistente. ¿Los argumentos? Los de siempre: pelota al piso, orden y traslado aprovechando el buen pie que tienen todos los volantes azules, en especial Quintanilla y Arturo Álvarez.

Un párrafo especial merece este último, nacido en Estados Unidos de padres salvadoreños y que hacía cerca de 20 años que no estaba en el país. Plasmó todo lo que había insinuado en los otros juegos: calidad técnica, personalidad, pero anoche contó con una aditamento extra: cada jugada suya fue aplaudida a rabiar. Eso pareció agrandarlo. ¡Bienvenido Arturo!

En defensa, con línea de cuatro bien definida, El Salvador se mantenía ordenado y con firmeza, sobre todo con un Mardoqueo Henríquez que se mostró en su mejor nivel. Quizá el único pecado futbolístico que cometió la Selecta en ese lapso fue abusar de los pelotazos. A corregirlo.

¿Costa Rica? Poco y nada, también abusó de los pelotazos para Ruíz y Froylan Ledezma, un Cachorro que mostró peligro cada vez que lo dejaron.

El dominio era equilibrado, aunque Costa Rica tuvo sus chances pero hubo una jugada que podría haber quedado en la historia como uno de los mejores goles de eliminatorias: un exquisito pase de Arturo Álvarez para Christian Castillo, que sacó una sorprendente chilena. Entre el portero González y el travesaño negaron que esa maravillosa jugada se traduzca en un gol de antología.

Vibró el Cuscatlán con esa jugada y contagió al equipo. El "ole, ole" que bajaba de las tribunas ponía en su lugar a cada equipo: El Salvador, a buscar el partido y Costa Rica parado de contra.

El segundo tiempo fue igual de intenso y electrizante al final. Al minuto recibió un Ledezma y Montes desvió al corner. Otro gran partido del portero, pilar fundamental de esta gran campaña azul.

El partido fue ganando en intensidad y situaciones de riesgo. Cheyo pasó a jugar más adelantado y tirado a la derecha para juntarse con un Álvarez que, en una pierna, también hacía diferencia.

Tanto que de un remate suyo terminó en la jugada polémica. Tras tapar González, Zelaya se equivocó ante el portero pero tiró un centro que Castillo cabeceó al gol. La pelota fue desviada por un defensor cuando había ingresado claramente en su totalidad y. El asistente Marvin Torrentera se quedó estático y el árbitro Archundia no lo convalidó. Un robo que podría haber tenido consecuencias graves si Castillo no definía al final.
Ese final fue vibrante. Porque ninguno quería el empate: Mardoqueo sacó una pelota en la línea, se lo perdieron Rudis y Salvador Coreas un cabezazo increíble. Pero al final apareció Rudis, el vengador, el goleador, el héroe. Gol, justicia y sueño...

Carlos de los Cobos: "Hay fe en que todavía podemos"

El DT de la Selecta cree que la ilusión del Mundial sigue viva. Los números abren esa puerta.



Franklin Ponce
Miércoles, 9 de Septiembre de 2009

"Como un triunfo merecido". Así lo valoró el profesor Carlos de los Cobos, técnico de la Selección Nacional, el triunfo de El Salvador (1-0) ante Costa Rica, y terminó más que satisfecho con el rendimiento de todo su equipo.

"Un partido parejo, pero pienso que nosotros habíamos ofrecido más de cara al gol. No sé, creo que hubo uno que no lo valió, pero todo eso es parte de la presión salvadoreña", comentó el técnico.

El estratega enfatizó en que la esperanza todavía sigue, que los números todavía le abren una puerta a El Salvador para el Mundial de Sudáfrica 2010.

"No se puede perder la fe, porque los números todavía nos dan esa esperanza. Es difícil, está claro, pero todavía podemos. El grupo lo sabe y la afición también se lo merece", indicó.

De los Cobos agregó que los cambios demostraron cierta fallas, pero cuando se fueron acoplando encontraron lo que el equipo necesitaba y aportaron lo suyo para encontrar el gol.

"Sé de la cualidades de cada uno, y en ningún momento dudé en si un cambio era bueno o malo. Confío en estos muchachos y en el crecimiento que están teniendo, eso ha sido partido tras partido", dijo el mexicano.

Como es su estilo, poco quiso hablar sobre el arbitraje de su compatriota Archundia, pero señaló que por muchos momentos le hizo daño a El Salvador.

"Fue desastroso, no lo puedo decir de otra manera, no me gusta hablar de los árbitros pero otra vez nos hicieron mucho daño. No es una excusa, pero si El Salvador se vio mal fue por las mismas fallas del central (Benito Archundia)", indicó De los Cobos.

Para la afición, el técnico fue todo halagos. Y el DT de los cuscatlecos se mostró muy agradecido, satisfecho, y enorgullecido de la fanaticada. "Con ellos me siento muy agradecido, el público salvadoreño se ha entregado totalmente al equipo y el equipo a ellos. Es un premio mutuo", dijo.

El profesor se quedó sin palabras al escuchar cómo la afición coreaba su nombre, otra muestra de cariño y una forma en la que la afición le pide que no se vaya y que continúe su proceso.

Sobre el próximo rival, mencionó: "Esto nos va a motivar mucho para el partido que viene. Vamos a ir a enfrentar a un rival que más allá de sus cualidades tiene el Azteca. Pero esta Selección se ha distinguido por jugar sin temor y va a ir motivada a México".

La afición no falla. Y La fe no tiene final

El jugador número 12 no defraudó a la Selecta. Sigue con el sueño vivo.



Franklin Ponce
Miércoles, 9 de Septiembre de 2009

El panorama pasó de menos a casi lleno. El Monumental Cuscatlán se vistió entre un 75 a 80 por ciento de su capacidad, algo que ni siquiera se hubiese pensado a una hora de iniciarse el partido. Sin embargo, el jugador número 12 no defraudó.

Llenos de mucha esperanza y fe, la afición volvió a cubrir de Azul y Blanco el Estadio Cuscatlán. Camisas, banderas, caras pintadas, máscaras, niños, mujeres, hombres, ancianos, todo mundo puso su parte para apoyar a la Selecta.

Al debutante de la noche, Arturo Álvarez, le dieron la bienvenida, recordándole que ésta es su casa.
"¡El Salvador, El Salvador...!", "¡Sí, se puede; sí, se puede!" se convirtieron en algunos de los gritos de batalla de la Barra Azul.

Se sufrió, sí, como cuando el gol quedó en la garganta ante la chilena de Christian Castillo. También en otras jugadas en las que Álvarez, Mardoqueo y Montes dejaron buena impresión.

La afición demostró su fidelidad que le tiene a esta Selecta. Cómo sufrió la fanaticada, pero la Azul les regaló el triunfo.

avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Reporte de La Prensa Grafica.

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 9:45 am

Por hoy se vale soñar

No importa que el siguiente juego sea contra México en el mismísimo Azteca. Lo que importa es que anoche la Azul le ganó 1-0 a Costa Rica y se apresta a cerrar la hexagonal de CONCACAF tal y como la inició: con vida.

Escrito por Mario Ernesto Posada
Jueves, 10 septiembre 2009
La Prensa Grafica





Nadie en el Cuscatlán quería moverse de sus lugares. Nadie. Todos aguantaron estoicamente 90 minutos. Bueno, en realidad fueron 93, sumando los tres que agregó el árbitro Armando Archundia. Pero nadie quería moverse porque todos celebraban. Celebraba en la cancha Rudis, celebraba De los Cobos, celebraba “el Mudo” Montes. Celebraba Julio, el vendedor de cervezas. Celebraba Gloria, la vendedora de yuquitas. Celebraba el policía, celebraba la bombero. Celebraba la hinchada. Y había que celebrar. La selección sigue viva. La selección, en casa, sigue sin perder. La selección volvió a unir a un país en un mismo sentimiento y, en el Cusca, los 11 titulares y los tres hombres de refresco que entraron a la cancha no defraudaron a nadie.
Costa Rica, ese equipo que llegaba a tierras cuscatlecas sumamente golpeado tras caer 4-0 ante Honduras y 3-0 ante México, se fue con otro palo. No goleada, pero sí con otra derrota en el costal.

Y los ticos tuvieron suerte. Pero es que la apuesta les salió mal. Venían por el empate, simple y sencillamente no querían perder. No podían perder. Pero El Salvador, aferrado a las matemáticas para alcanzar por lo menos el repechaje contra el quinto de Suramérica para buscar un boleto al mundial 2010, no podía dejar escapar más puntos. Tenía que ganar.

Y ganó. Y lo hizo justo al minuto 90, con el tercer hombre de refresco que entró al terreno de juego. Rudis Corrales llegó en lugar de Deris Umanzor y en los 10 minutos que jugó, tuvo dos oportunidades claras. La primera la erró por poco. La segunda, la metió. Y cuando la metió, desató la locura en el Cusca.

Es que ya era demasiada mala suerte para la Azul. El grito de gol estaba atorado en la garganta de los aficionados que ayer, tras confirmar que siguen siendo leales a su patria, llenaron en un 85% aproximadamente “el Coloso de Monserrat”.

Los ticos, sin ser más que la Azul, se salvaron en cuatro ocasiones cantadas. La primera al '35, cuando Cristian Castillo se sacó de la chistera una espectacular chilena que el meta Ricardo González alcanzó a arañar, haciendo que el balón chocara contra el larguero.

La segunda fue una jugada de riñón de Fito Zelaya, quien tras sacarse a media defensa tica y ya en el piso, dentro del área, alcanzó a meter la punta de su taco izquierdo, pero el disparo se fue apenas desviado.
La tercera fue otra vez de Castillo, quien tras la jugada individual de un excelso Arturo Álvarez en combinación con Fito Zelaya —quien se perderá el juego contra México por acumulación de amarillas— cabeceó dentro del área un balón que, tras ver la acción en la televisión, traspasó la línea de gol. Sin embargo, el irregular Archundia no contó con la asistencia del línea 2 y dejó que la jugada siguiera.

Pero hubo una cuarta ocasión en que todo mundo en el Cusca se quedó con la respiración cortada, de pie y lamentando el gol que no quería entrar. Y fue el mismo Rudis, un par de minutos después de entrar en lugar de Umanzor, quien pecó de egoísta y mandó el balón a un costado, aun y cuando Pacheco cerraba en óptima posición de disparo.

Pero al santarroseño le viene bien Costa Rica. Y tal y como le marcó en la fase de grupos, anoche volvió a horadar la portería tica. Y lo hizo al filo de la navaja, cuando la visita también había tenido lo suyo pero chocaba y chocaba contra el muro azul de Sánchez, Salazar, Mardoqueo, Marvin, Deris y el espectacular Montes.

Cuando la esperanza se apagaba, llegó Rudis, tras pase de Osael. Gol. Ocho puntos. Hay vida. Pero ojo: el 10 de octubre, en el Azteca, contra México...

90 minutos Miércoles en el Cuscatlán

El delantero Rodolfo Zelaya no podrá jugar ante México (en el estadio Azteca) por acumulación de dos tarjetas amarillas, mientras que ayer la Azul cumplió casi a la perfección su libreto táctico.

Escrito por Gabriel Campos Madrid
Jueves, 10 septiembre 2009

¿Cuánto pesa Rodolfo Zelaya en el ataque de la selección nacional? Mucho. Pelea, complica —en muchas ocasiones define—, asiste, crea y por sí solo es capaz de marear a toda una defensa. Lo hizo contra México en el Cuscatlán y ayer Costa Rica lo vivió.

Y por eso es que entre toda la algarabía por la victoria de ayer ante los ticos —sufrida, pedida, rogada, soñada y esperanzadora—, la tarjeta amarilla que el árbitro Armando Archundia le mostró al minuto 54 —quizá de forma rigorista— es la mala noticia del partido, pensando en el próximo juego, ante México en el estadio Azteca.

El resto es de destacarlo. De nuevo la selección se plantó sin miedo ante un rival que hoy amaneció con una alta dosis de nerviosismo sobre su espalda.

Para los ticos, el boleto, que hace tres fechas atrás era casi una realidad, hoy es una incertidumbre y algo que se considera remoto. Sobre todo porque México ya se les despegó tres puntos a falta de seis para terminar la eliminatoria.

Ramón Sánchez volvió a mostrarse solvente como único contención. No fue necesario llenar de marca el medio campo para cortar la creatividad de Bryan Ruiz y Walter Centeno, quien ingresó en el segundo tiempo. Él solo se dio abasto para cortar desde el medio terreno los intentos de los costarricenses, que no tuvieron más que apostar a entrar por las bandas, sin mayor trascendencia.

Esto porque Manuel Salazar y Deris Umanzor también cumplieron una buena faena. No se desbocaron a colaborar con el ataque. Lo hicieron con medida y pensando más en su tarea de defender y no dejar desprotegidos a Marvin González y Mardoqueo Henríquez, otro que cumplió en un buen nivel.

Así fue el mandato de Carlos De los Cobos, porque adelante siempre había ideas para desdoblarse. Arturo Álvarez —que salió lesionado, pero arropado por los aplausos de la afición—, Eliseo Quintanilla, Osael Romero y Cristian Castillo, aunque a veces con poca velocidad, supieron encontrar la forma de tocar la puerta tica.
No en vano dos pelotas fueron al poste —una hasta traspasó la línea de gol—, cuatro pasaron rozando la meta y una dio la alegría con la que se amanece hoy.
avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Video

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 9:52 am





Última edición por Editor el Jue Sep 10, 2009 9:49 pm, editado 1 vez
avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

La Prensa de Costa Rica.

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 10:37 am

Tercera derrota consecutiva. Esta Selección tica no merece ir al Mundial

Gol postrero de El Salvador castiga a una Tricolor que huele a repechaje
Costa Rica mejoró un poco, pero sin peso en el ataque era imposible ganar



Eliseo Quesada C. | equesada@nacion.com
Publicado: 2009/09/10

San Salvador Una selección costarricense que careció de contundencia en el ataque y que aflojó en defensa en el momento crucial volvió a demostrar que no merece ir al Mundial de Sudáfrica 2010.

Pese a controlar la pelota durante amplios tramos del partido, la Tricolor no tuvo peso para doblegar a la zaga cuscatleca, y más bien parpadeó al minuto 90 para consumar la tercera caída consecutiva, que daña seriamente las probabilidades ticas de obtener uno de los boletos directos.

Además de confirmar su rezago en la tabla, esta derrota le da alas a El Salvador, que podría incluso hasta alcanzar a Costa Rica en el cuarto lugar, en caso de que haga el milagro de sobrevivir al Azteca en la próxima jornada.

La Tricolor se vio ligeramente mejor que en sus desastrosas presentaciones anteriores. Sin embargo, de nada sirvió: el resultado fue el mismo, un equipo tico postrado, que no tiene argumentos para disputar el privilegio de acudir nuevamente a un Mundial.

En el primer tiempo, Costa Rica mostró una clara intención de adueñarse de la pelota. Durante algunos lapsos vimos algo de aquel juego de toque en corto que les permitió a los ticos liderar la primera mitad de la hexagonal, un privilegio que a estas alturas es solo un borroso recuerdo.

El cuerpo técnico aplicó seis variantes en la formación estelar, en parte para cubrir a los jugadores que acumularon amarillas, pero también para tratar de promover un estilo más rápido.

El Salvador decidió esperar atrás, al menos durante los primeros minutos, con un planteamiento conservador en el que solo Rodolfo Zelaya oficiaba como delantero nato. Un poco más atrás lo acuerpaban Eliseo Quintanilla, William Romero y Cristian Castillo, en la línea de volantes.

En el bando costarricense, Bryan Ruiz trató de estar más activo en la conducción de la pelota. Pero el futbol no es únicamente asunto de voluntad, así que por enésima vez el artillero del Twente pasó sin pena ni gloria por la cancha.

Froylán Ledezma se fajó en un choque continuo con los delanteros cuscatlecos. Logró acarrear algo de peligro, pero hasta ahí: no tuvo suficiente acompañamiento para culminar con éxito alguna de sus frecuentes embestidas.

Mala puntería. Para el segundo tiempo ambos equipos dispusieron de claras opciones para anotar.

Repasemos las más claras de la Sele: Ruiz disparó al “bulto” cuando estaba solo ante el arquero y Ledezma envió el rebote a las nubes; Borges no pudo colocar con eficiencia otro remate y Dennis Marshall globeó muy suave la mejor llegada de la Tricolor en todo el partido.

También hubo mucho movimiento en la otra parcela. Ricardo González salvó tres claras opciones de gol, y Michael Umaña sacó prácticamente de adentro un cabezazo de William Romero que el árbitro debió señalar como gol.

La Tricolor nunca dejó de fallar ocasiones, mientras El Salvador aprovechó la última, al minuto 90, para sembrar todavía más amargura en el futbol costarricense.

Dennis Marshall y Júnior Díaz dejaron campo abierto y Rudys Corrales aprovechó para clavar la daga. Era el castigo justo para un equipo que, seamos honestos, no merece estar en el Mundial.

El Salvador 1 Costa Rica 0

El Salvador: Miguel Montes 6, Marvin González 7, José Mardoqueo Henríquez 6, Derys Umanzor 7, Manuel Salazar 6, Ramón Sánchez 6, Eliseo Quintanilla 7, William Osael Romero 6, José Arturo Álvarez 7, Cristian Castillo 6, Rodolfo Zelaya 6. D. T.: Carlos de los Cobos.
Cambios: Alfredo Pacheco 6 (Castillo, 74’); Salvador Coreas 6 (Álvarez, 75’); Rudys Corrales 7 (Umanzor, 81’).

Costa Rica: Ricardo González 7, Michael Umaña 6, Dennis Marshall 6, Júnior Díaz 5, Pablo Herrera 6, Cristian Oviedo 5, Celso Borges 6, Cristian Bolaños 5, Esteban Sirias 7, Bryan Ruiz 5, Froylán Ledezma 6. D. T.: Rodrigo Kenton.
Cambios: Walter Centeno 4 (Bolaños, 64’); Alejandro Sequeira 5 (Ledezma, 74’); William Sunsing 6 (Ruiz, 75’).

Goles: 1-0 (90'): Rudys Corrales, pase de Romero. Árbitros: Benito Archundia 7, Héctor Delgadillo y Marvin Torrentera, todos de México.. Estadio: Cuscatlán de San Salvador, 7 p. m. Partido correspondiente a la octava fecha de la Concacaf.


“Sele” herida de muerte.

Quedamos con un pie en el repechaje y a como jugamos, prácticamente fuera del Mundial.

Antonio Alfaro, enviado
analfaro@aldia.co.cr

San Salvador, El Salvador. Era una guerra y la perdimos.

Costa Rica la tuvo para matar y perdonó; El Salvador la tuvo para acribillar y lo hizo sin piedad.

Llovió cerveza en Vietnam, como le llaman los propios salvadoreños a la gradería de la barra brava, del Cuscatlán que celebró como se hubiese clasificado al Mundial. El juego de ida y vuelta con peligro en un marco y otro, había sido definido en el último minuto con el gol de Corrales.

Sunsing trató en vano de reclamarle al árbitro Archundia el escaso tiempo de reposición.

No había nada que reclamar: aunque mejoramos e inquietamos, pagamos caro el perdón.

Perdonó Centeno, Froylán, Ruiz, sobre todo Marshall, quien se había jalado un partidazo en la defensa y no pudo sentenciar frente al marco salvadoreño.

Kenton le apostó al cambio, seis en total con respecto a los hombres alineados ante México, se mostró atrevido con Sirias, Herrera, Ruiz, Bolaños y Froylán.

Queríamos tener la pelota. En el primer tiempo la tuvimos. La cuidamos. Nos dio miedo perderla. La retuvimos quizás uno o dos segundos de más, suficiente para que los cuscatlecos se reagruparan en cada ataque. Qué ironía: en anteriores juegos faltó tener la bola, en este sobró la pausa, sobre todo en la primera parte.

Celso y Oviedo la paraban, levantaban la cabeza, buscaban a quien dársela, mientras Bryan se movía de aquí para allá, ofreciendo sus servicios, pero siempre con la marca encima.

Hacía falta acelerar, soltarla más rápido, meter el pase a lo profundo, incluso arriesgar más.

Lo sabía Kenton. También el técnico De los Cobos.

El Salvador creció, amenazó, asustó, obligó a la intervención salvadora de Ricardo, la fortuna de los postes, el horizontal y que el árbitro Archundia no viera adentro una pelota que ingresó.

Estalló entonces la guerra y nadie se guardó nada, Kenton mandó a Centeno al campo, también a Sunsing en lugar de un extenuado Froylán y Ruiz, quienes parecían no dar más.

Y el epílogo nos dejó mudos, acabamos heridos de muerte, cuando Junior Díaz falló en la cobertura de un balón filtrado.

Dejó desamparado a su compañero Marshall, quien no pudo evitar el remate cruzado de su “tocayo” Rudys Corrales, quien venció a Ricardo y casi que nos dejó fuera del Mundial.





avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Mas de la prensa Costarrisence.

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 10:59 am


Hizo la trastada

Otra vez el técnico de El Salvador encontró la fórmula exacta para ganarnos.

Fernando Araya
jaraya@aldia.co.cr

Si algo ha logrado bien el técnico Carlos De los Cobos, al frente de la selección salvadoreña, son los planteamientos en los juegos donde enfrentó a Costa Rica.

Esto lo dejó demostrado ayer, cuando supo aprovechar el momento donde más atacaba la Selección Nacional para matar el partido, lejos de quedarse atrás y conformarse con un empate que parecía un buen negocio.

“Costa Rica fue un equipo dificíl y tuvo el control de la pelota en el mediocampo. Pero nosotros aprovechamos la solidez defensiva para posicionarnos bien adelante y aprovechar las oportunidades”, afirmó De los Cobos.

Él logró tan sólo dos victorias frente a la Tricolor en cinco juegos, contabilizando Copa Oro y Uncaf, pero esas victorias fueron de manera consecutiva y las más dolorosas para la afición (en Copa Oro y ayer por la noche que nos dio la estocada).

“Lo más difícil es encontrar una consistencia de juego. Muchos jugadores bajan el ritmo que traen con sus equipos cuando vienen a la selección”, indicó el técnico de 50 años, al tratar de brindar una explicación sobre la debacle del equipo tico.

Aunque las posibilidades para El Salvador de ir al Mundial sean muy pocas, De los Cobos y sus jugadores no pierden las esperanzas de lograr “robarle” el repechaje a una Costa Rica en picada.

“Esto no está sentenciado, ya que nosotros todavía tenemos oportunidad para luchar por el repechaje”, sentenció.

Muy directo

“A Costa Rica le queda el repechaje y lo va a luchar, pero nosotros todavía tenemos oportunidad”

Carlos De los Cobos, técnico Selección salvadoreña
avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Mas de la prensa costarrisence.

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 11:03 am

El Salvador nos ganó 1 a 0 ¡QUÉ RIDÍCULO!


Fue un papelón lo visto ante Honduras y México, pero volvimos a perder.
Si nuestro equipo quiere vivir el Mundial de Sudáfrica, que se compre un “tele”.



ALEJANDRO FONSECA HIDALGO
afonseca@diarioextra.com
Enviado Especial


San Salvador, El Salvador.- Fatal, página negra, pasamos de la gloria al infierno. Volvimos a caer, esta vez ante El Salvador, por la mínima y en los minutos finales. Así es como más duele.

Esta vez no tuvimos tantos fallos en defensa y se vio un cuadro más ágil, pero de qué sirve todo eso cuando se pierden tres puntos más. No sumamos ni un punto de los últimos nueve.

La “Sele” huele a quemado, pero desgraciadamente lo que reflejamos es culpa de un campeonato mediocre y entrabado por nosotros mismos.

¿Y ahora qué? ¿Qué tienen que decir en la Federación, los clubes, los jugadores? Se nos aleja la ilusión de ir al mundial.

La lápida la puso noche el desequilibrante Rudis Alberto Corrales Rivera, sí, con todo el nombre, quien se lució y estalló una bomba en Cuscatlán. Corría el minuto 88 cuando recibió un balón filtrado dentro del área, en un cara a cara con Ricardo González la mandó al fondo y clavó un puñal en el corazón de 4 millones de ticos.

La etapa de inicio estuvo durísima, como todo el juego. Salimos al frente con la actitud de lavarnos la cara, apostamos a defender y atacar en bloque.

Impresionaron la incorporación de Ricardo González desde el inicio y la ausencia de Walter Centeno. La idea era no dejar un solo espacio a los hombres de azul pero uno solo fue el que marcó la diferencia. Muy buena labor de los hombres de la medular tica en la inicial, quienes al tener el balón iban al frente pero sin bola todos defendían.

Tardamos siete minutos en llegar al arco rival en piernas de Froylán “Cachorro” Ledezma, quien fue el hombre que más oportunidades tuvo, mas abandonó de cambio.

El juego cuscatleco iba de pie a pie, por momentos desaparecía el “Cheyo” Quintanilla, pero este equipo no es de nombres y todos se pusieron el overol.

Si en el Ricardo Saprissa el “Gio” Dos Santos nos dio serios dolores de cabeza, anoche en el Cuscatlán otro “Gio” nos puso a temblar.

Giovanni Castillo se llevó cuatro marcas sobre los 25 minutos y al tirar Ricardo González tapó lo que parecía el primer tanto.

La jugada que sí nos mató todas las amebas la creó otra vez Castillo cuando tiro de voltereta, el esférico pegó en el horizontal y de nuevo el “Gallo” nos salvó.

Así nos fuimos al camerino y a replantear el juego.

Pero si ya la habíamos pasado mal, faltaban 45 minutos y el momento de llorar.

“Cheyo” Quintanilla empezó a mandar los primeros mensajes, obligando a nuestro arquero a manotear. Una clara prueba de que íbamos a pasarla mal se dio cuando Cristian Castillo provocó tres jugadas de peligro que detuvo González. Surgían las preguntas, cuánto iremos a aguantar, se nos vendrán encima, y si volvemos a perder.

Las variantes de Walter Centeno, Alejandro Sequeira y William Sunsing oxigenaron al equipo de todos pero nunca llegamos a concretar. La tuvo Bryan Ruiz, Dennis Marshall y hasta el propio Walter Centeno, quien abanicó frente al arco de Montes.

Desgracia profunda, denme una bolsa de papel para que no me vean la cara. ¡Qué vergüenza! Se rieron en nuestra cara y aunque la cantidad de puntos no le da a El Salvador para soñar, sí les bastó para montar un funeral en la Suiza centroamericana.

Lo dijimos, no será un juego de niños. No lo fue y no dudamos de que los nuestros se entregaron, pero al final la embarramos.

¿Ahora qué cambios hacemos? Nos desgastamos una semana en el tema de “Paté” y no hay quién levante a este equipo.

No hay otra explicación, estamos muertos. Lo que venga de ahora en adelante será un milagro, recibimos a Trinidad & Tobago el 10 de octubre y después vamos a una plaza complicadísima, a Estados Unidos.

¡Que Dios nos agarre confesados!

Costa Rica 0: Ricardo González, Pablo Herrera, Michael Umaña, Denis Marshall, Junior Díaz, Cristian Oviedo, Celso Borges, Christian Bolaños 63’, Esteban Sirias, Froylán Ledezma 72’ y Bryan Ruiz 73’
D.T. Rodrigo Kenton
Cambios: Walter Centeno 63’, Alejandro Sequeira 72’ y William Sunsing 73’

El Salvador 1: Miguel Montes, Marvin González, Mardoqueo Henríquez, Deris Umanzor 81’, Manuel Salazar, Ramón Sánchez, Eliseo Quintanilla, Osael Romero, Arturo Álvarez 75’, Giovanni Castillo 72’ y Rodolfo Zelaya
D.T. Carlos De los Cobos
Cambios: Alfredo Pacheco 72’, Salvador Coreas 75 y Rudis Corrales 81’

Estadio: Monumental Cuscatlán. Hora: 7 p.m. Gol: Rudis Corrales (ES) al 88’ Árbitros: Benito Armando Archundia, Héctor Delgadillo, Marvin Torrentera y Roberto García. Amonestados: Oviedo y Umaña en Costa Rica. Zelaya y Corrales en El Salvador. Motivo: Jornada 8 de la hexagonal rumbo a Sudáfrica 2010

Seleccionados al estilo “Paté” tras el partido, no hablaron
LES COMIERON LA LENGUA




Lágrimas y dolor, parecían mudos, y es que a todos costaba pronunciar palabras en un momento tan frustrante como el del fin del partido.

La derrota en el Cuscatlán fue motivo de mordaza para los seleccionados ticos. En silencio, sin declaraciones a la prensa, al estilo del que fue su capitán, se guardaron las palabras, algo que explicara la pérdida.
Solo Michael Umaña y Esteban Sirias se animaron a ponerle el pecho a las balas.

“Hicimos el esfuerzo, no se pudo, es lamentable, pero bueno, eso es el fútbol, está difícil, pero tenemos que luchar hasta el final”, indicó Michael Umaña con lágrimas en los ojos.

“Veníamos obligados a sacar el resultado, pero esperamos en Dios que las cosas salgan, no podemos decir nada, mejoramos el fútbol y la actitud, llegamos por las bandas, pero el fútbol es el fútbol, llegamos y tuvimos las opciones, pero no las concretamos”, señaló, también muy afectado, Ángel Esteban Sirias.

“Dios sabe por qué hace las cosas, nosotros no somos sabios, el profesor hizo todos los ajustes”, agregó.
La impotencia y tristeza se reflejaba en el rostro de los seleccionados ticos al finalizar el
encuentro.

Umaña y Sirias fueron una excepción, pues sus compañeros se negaron a hablar, incluso hicieron perder el tiempo a los medios aquí acreditados, pues por más de una hora estuvimos en la zona mixta, pero ellos pasaron y ni nos alzaron a ver.

Los demás en fila india avanzaron hacia el autobús de la Tricolor, con el deseo de dejar atrás la pesadilla del último mes para el fútbol nacional.

“Esta racha de Costa Rica es una sorpresa en Concacaf por lo que ha pasado. No puede ser que de doce puntos pasemos a cero” Rodrigo Kenton Técnico de Selección de Costa Rica.
Esperamos en Dios que las cosas salgan bien, no podemos decir nada, tenemos vida y hoy (ayer) mejoramos el fútbol y la actitud, Esteban Sirias Volante tricolor

“Hicimos el esfuerzo, no se pudo, es lamentable, pero bueno, eso es el fútbol, está difícil, pero tenemos que luchar hasta el final” Michael Umaña Defensa de la selección

“Si ya empezamos a pensar de forma derrotista ni llegamos al repechaje. No debemos tener pensamientos negativos. Seguimos aferrados a los números hasta donde nos den”. Luis Diego Arnáez Asistente técnico de selección.

avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Video

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 11:27 am

avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Reporte de El Grafico.com

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 8:55 pm



Rudis Corrales nos hizo delirar

Jueves 10 de Septiembre, 2009
SAN SALVADOR. Rica se fue con las manos vacías tras caer 1-0 en el Cusca, con un gol de última hora de Corrales.

El Salvador amanece con una sonrisa y un marcapasos.
La sonrisa es porque le ganamos al rival que nos tuvo la medida el último bienio, esa “Sele” tica que venía a sacar puntos del Cuscatlán como si fueran frutas de una canasta.

¿Y el marcapasos? Ese es para tranquilizar el corazón de un país que otra vez sufrió por otro guión de suspenso urdido por estos hermanos de azul que tienen el adn de Hitchcock.

¿Un trampolín para que los centroamericanos sumen puntos y compliquen a México? ¡Pero si no estamos eliminados todavía, si la matemática no nos ha bajado del tren copero!

Aquí no hubo puntos para Costa Rica, un equipo que venía al Cuscatlán con grandes necesidades, pero que se tuvo que ir con las manos vacías, con la mirada perdida luego de tres derrotas consecutivas y con la amarga perspectiva de un convulso retorno a San José. Eso ya no es cuento nuestro. Eso ahí que lo resuelvan ellos.

Lo nuestro quedó aquí, en la chilena de Cristian Castillo al larguero, en el cabezazo del mismo zurdo que fue gol para todos menos para el asistente Marvin Torrentera (mexicano, para más señas), en los túneles y el talento de Arturo Álvarez, en el gran pase filtrado de Osael Romero y en el gol de Rudis Corrales al minuto 90, cuando los suspiros apenas alcanzan para llevar oxígeno al cuerpo de un hincha.

Eso es lo nuestro. Significó un escaso 1-0 sobre Costa Rica, pero también un triunfo grande para la selección que dirige Carlos de los Cobos. De nuevo queda la sensación de que se merece más de lo que se tiene, pero igual hay motivos para seguir gozando de este gane, de tener una selección que no bajará los brazos aunque el panorama sea oscuro, aunque los minutos se consuman, aunque el Mundial esté menos cerca que para otros.

El Salvador conserva chances matemáticas si gana los dos juegos que le quedan: ante México en el Azteca (sí... en el Azteca) y ante Honduras en el Cuscatlán, ese estadio donde confluyen los sentimientos más sinceros cuando este combinado de De los Cobos salta al zacate.

El imán del Cuscatlán funcionó de nuevo y en la última media hora entró una buena cantidad de público para dar otra vez una sensación de presencia, de lleno. Al menos el sector popular estaba tapizado, aunque el resto tenía sus parches.

Esta vez, aunque las posibilidades de continuar con vida en la hexagonal fueran escasas, había más razones para ir al estadio (en el caso del público) y para entregarlo todo (en el caso de los jugadores). Cuestiones de orgullo, cuestiones de honor.

Costa Rica llegó a este partido con la necesidad imperante de ganar. Los ticos cayeron 0-4 en Honduras ante el local y luego, en su casa, ante México por 0-3. Estas dos heridas hicieron que la desesperación se posara sobre la concentración costarricense y vieran el Cuscatlán como una mina de puntos.

Por eso este partido sí era importante para El Salvador, porque históricamente ha estado sometido (en la rama futbolística) a los costarricenses.

GRANDE, ARTURO

Había otro componente más tirado a lo sentimental, y es que Arturo Álvarez, volante de padres salvadoreños pero nacido en Estados Unidos, tendría su debut en El Salvador como seleccionado nacional.

Un día antes del juego todavía hubo dudas con respecto a la presencia del volante, por una lesión muscular en la pierna derecha, pero estas se despejaron antes del juego.

Carlos de los Cobos, técnico de la selección salvadoreña, lo mandó de titular en una media cancha en la que lo acompañó Osael Romero, Cristian Castillo, Eliseo Quintanilla y el contención Ramón Sánchez. De ahí, el resto fue la misma gente que apareció ante Estados Unidos.

El Salvador se asentó bien en defensa y eso le dio solidez a lo que la media podía hacer. Arturo Álvarez tocaba pelota por la derecha e ingresaba en diagonal con su gancho de zurda, una muy fina por cierto, que supo meter buenos trazos para la soledad en la que corría el único delantero cuscatleco en el campo, Rodolfo Zelaya.

También Costa Rica tenía lo suyo, y asustó como debía hacerlo, aprovechando las debilidades cuscatlecas. Por eso comenzaron a levantar bolas al área para el juego aéreo de Froylán “el Cachorro” Ledezma. Ahí aparecía el silencioso salto de Miguel Montes.

Fue a partir del minuto 23 cuando Carlos de los Cobos saltó de su banquillo, donde había estado tranquilo. Eliseo Quintanilla hizo una mala entrega en el centro del campo, y eso detonó la alarma en la banca cuscatleca, sobre todo porque también Osael Romero se había equivocado un par de veces antes. De los Cobos pedía concentración.

Y dos minutos después Rodolfo Zelaya tuvo que bajar un poco a la media para acarrearse él mismo un balón que lanzó desde fuera del área. El vuelo del portero Ricardo González fue preciso, y mandó la pelota a un lado antes de que el público cuscatleco gritara el gol.

Al 26’, los ticos respondieron de nuevo con Ledezma, quien aprovechó un error de Marvin González para tirar de zurda cerca de la portería del “Mudo”. El juego se tornaba cada vez más movido, más intenso.

Aunque el partido se desarrollaba más en la media cancha, había un ritmo agradable, porque ambos equipos trataban de atacarse sin pudor. Era cuando las defensas salían avantes y buscaban las descolgadas.

Fue en esta dinámica que El Salvador por poco se pone arriba en el marcador. De nuevo fue Arturo Álvarez el que generó el peligro, claro, después de un cambio de sector desde la izquierda. El zurdo Álvarez tiró bombeada la bola hacia la aparición que hacía Cristian Castillo.

El hombre del León de la liga de ascenso de México pechó el pase al borde del área y, con el puro reflejo que le dio su talento, se levantó en chilena para remantar de espaldas al marco y ante la impotencia de Michael Umaña y Dennis Marshal, que apenas llegaban a marcarlo.

La pelota describió una parábola hacia la portería, cerca del ángulo izquierdo de la portería que defendían los ticos. Cuando iba hacia adentro, Ricardo González hizo su parte, estiró el guante y pellizcó el balón, que amplió su trayecto hasta el larguero.

Hubiera sido el gol de la hexagonal, el gol de su vida para Cristian Castillo, el gol que hubiera puesto en resguardo nuestro orgullo ante los ticos. Pero de nuevo la suerte, mala con los salvadoreños en esta última fase premundialista, no quiso.

SIN CAMBIOS

Y para el inicio del complemento, ninguna selección realizó cambios, aunque en El Salvador se cantaba la salida de Osael Romero por la cantidad de pases errados en la primera parte. Por eso mismo Salvador Coreas saltó a calentar aunque no ingresó de inmediato.

La obligación tica hizo que Bryan Ruiz tomara las riendas de una media efectiva en contención pero despoblada hacia el frente.

Costa Rica inició presionando, pero con poca gente hacia el frente: únicamente Ledezma y Ruiz como referentes. Mardoqueo Henríquez y Marvin González tuvieron la virtud de salir jugando.

La azul y blanco se seguía valiendo de sus hombres abiertos por las bandas en la media (Arturo Álvarez y Cristian Castillo) para llevar algún peligro a la portería de Ricardo González.

Aunque Eliseo Quintanilla y Osael Romero perdieron un poco de protagonismo, hacían un buen juego en la parte táctica, con toques rápidos y sin complicaciones.

En ese apartado, Osael mejoró mucho con respecto a lo que mostró en la primera parte, y por eso la selección creció en ese sector del terreno de acciones.

La selección tica hizo la variante que se esperaba, y metió a Walter Centeno para engrandecer su media.

Si Costa Rica tenía a su Centeno, El Salvador también respondió con contraataques gestados desde las piernas de Arturo Álvarez.

El hombre del Earthquakes tuvo la suya en una corrida en paralelo a la portería, donde driblaba y driblaba a placer hasta tirar a puerta. La bola la rechazó la defensa y el remate de fuera del área fue de Ramón Sánchez. Desviado por poco, por unos malditos centímetros.



NOS ROBARON

El Salvador comenzó a encontrar su fútbol, a encontrar a sus hombres en mejor ubicación y a tener más presencia sobre la portería de Ricardo González.

Rodolfo Zelaya hizo una individual en la entrada del área, y soltó un zurdazo desesperado cuando Cristian Castillo se la pedía a un lado. La ocasión se fue cerca del poste derecho de la meta tica, pero era una menos para El Salvador

Una bonita jugada de Arturo Álvarez, que tiró a puerta para el rebote desafortunado en el portero tico. Ese rebote lo recogió dentro del área Rodolfo Zelaya, quien tuvo el panorama de frente y con el meta casi vencido, pero prefirió hacer el recorte y rematar ante un portero visitante que se recuperó, metió sus manos y rechazó una nueva chance de gol para los salvadoreños.

Pero no estaba todo perdido. Zelaya recogió el rebote y, sobre la línea final, mandó un centro perfecto para Cristian Castillo, quien saltó a menos de un metro de la línea de gol y tiró la bola hacia adentro. Ahí apareció un rechace de Michael Umaña, quien sacó la pelota desde adentro. Sí, señores, desde adentro y sin que el asistente de Benito Armando Archundia, el señor Marvin Torrentera, se percatara.

En ese minuto 78 la ilusión salvadoreña se hacía más pequeña, y aquel sentido de impotencia volvía a aparecer en las gradas. Pero sólo ahí, porque en la cancha los guerreros cuscatlecos no se rendían a pesar de toda la adversidad.

VARIANTES

Costa Rica se aprovechó del leve desconcierto salvadoreño y atacó. Bryan Ruiz de nuevo probó los reflejos de Miguel Montes, quien sacó la pelota del marco con un manotazo. El remate, por fortuna, salió como gol de campo.

Rodrigo Kenton, técnico visitante, dio ingreso a William Sunsín y este intentó darle movilidad a los visitantes. Para fortuna local, Mardoqueo seguía concentrado, haciéndolo todo con precisión junto con su compañero Marvin González.

Carlos de los Cobos contrarrestó la movida tica con sus movimientos. Alfredo Pacheco reapareció en lugar de Cristian Castillo y Salvador Coreas, por Arturo Álvarez. En un inicio, daba la sensación de que El Salvador perdía su arrastre por las bandas, pero la selección mantuvo su orden táctico incluso más adelante, cuando el profe le dio relevo a Deris Umanzor para meter a Rudis Corrales.

Así, El Salvador pasó a Pacheco a la línea de cuatro del fondo, Cheyo se abrió un tanto a la izquierda y Osael se quedó con el ancho de la media apoyado por la marca de Ramón Sánchez.

Rudis, siendo un delantero, supo guardarle su espacio a Rodolfo Zelaya, el hombre en punta de El Salvador, y se quedó un poco atrasado para arrancar con la pelota desde la media.

Así, El Salvador mantuvo la cantidad de hombres al ataque al que nunca renunció.

HOY SÍ, GOL

Como es costumbre, la selección se aferró al poco tiempo que quedaba y se lanzó por su gol costara lo que costara. Resultaba increíble ver cómo la afición permanecía con su esperanza fija, con su alma puesta en lo que sucedía en la cancha. El minuto que quedaba en el reloj de Archundia parecía suficiente.

Y lo fue. Ramón Sánchez vio bien ubicado a Osael Romero; este dio un paso y leyó bien la internada que hacía Rudis Corrales desde la derecha, y ahí, al espacio, en un pase de crack, tiró la pelota. ¡Osa, qué clase de pelota!

El trayecto de la bola superó la barrida de Junior Díaz y Rudis entró perfilado de frente al marco. Los 15 metros que corrió el delantero del Águila desataron cualquier clase de gritos de la afición: “Hacela, hacela”, “Tirá, tirá”, y Rudis tiró como venía, de zurda, como había que definir ante la marca de Dennis Marshall y la misma salida del portero González.

La pelota rodó hacia la portería sin obstáculos, igual que el grito con el que el Cuscatlán liberó toda la tensión acumulada en el duelo ante los ticos. Era justo. Era merecido. Un salvoconducto para ir al Azteca. RAFAEL FLORES / EL GRÁFICO
avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Mas videos del juego.

Mensaje  EditoresEBC el Jue Sep 10, 2009 9:05 pm





avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Entrevista a Rudis Corrales.

Mensaje  EditoresEBC el Vie Sep 11, 2009 11:29 am



"Siempre pensé en anotar"

Jueves 10 de Septiembre, 2009
SANTA ROSA DE LIMA. Rudis Corrales es el goleador de la selección nacional en esta eliminatoria, con ocho tantos incluyendo el que anotó el miércoles por la noche.

Después de recibir las felicitaciones respectivas por el gol, Rudis Corrales tomó sus cosas del hotel de la concentración salvadoreña y tomó camino hacia el oriente del país. De pronto su mente cambió de modo “partido de selección” a modo “familia”.

Su esposa, enferma desde hace cinco días, necesitaba de su atención, y Rudis se fue nomás terminado el partido. Era lógico, acababa de cumplirle a todo un país, ahora debía cumplir con su propia familia.

Si bien Rudis no durmió bien con tanto recuerdo metido en su cabeza, su felicidad es notoria. Platicó con EL GRÁFICO de su momento con la selección, del gol ante los ticos y de lo que significa estar aún con vida en esta ruta hacia Sudáfrica 2010.

¿Cómo fue despertarte luego de una noche así, en la que se le gana a Costa Rica con un gol tuyo?

La verdad es que casi ni he dormido...

¿Pensando en el gol?

Pues en parte, pero también pensando en una situación familiar que tenemos ahorita porque mi esposa está enferma. Ahora me siento con una gran satisfacción porque pude anotar y porque nos quedamos con los tres puntos en casa. Ahora tenemos esperanza de seguir en la pelea.

¿Cómo fue para vos ver todas las oportunidades falladas desde la banca y de pronto entrar y hacer el gol?

Para mí, primero estar en la banca fue un sufrimiento de ver todas las oportunidades que mis compañeros generaban y que la pelota no quería entrar. Todavía la que entró lamentablemente el árbitro no la quiso validar. Entonces, cuando me tocó entrar, siempre pensé en anotar. Me dio una gran felicidad, porque ya había fallado una al sólo entrar, pero Dios me dio una revancha y la pude concretar. Lo mejor fue que sucedió en el mejor momento, en el último minuto.

Parece una tendencia de hacer goles de última hora...

Uno siempre busca los goles de principio a fin, pero lo emocionante siempre llega al final, cuando todo está por definirse. Me ha llenado de mucha alegría saber que metí ese gol, que fue importante, que fue gracias al trabajo y el esfuerzo de todos mis compañeros. Eso quiere decir que estamos trabajando bien en grupo y hemos quedado de acuerdo en que mientras haya esperanza vamos a seguir luchando.

¿Qué te dijo el profe cuando te mandó de cambio?

Él siempre me está dando su confianza, hablando conmigo desde antes del partido. Me dijo que me preparara, que en cualquier momento iba a entrar, y cuando eso pasa uno debe estar listo para hacer las cosas tan bien o mejor de lo que está pasando en la cancha. Esa fortaleza me la da el profe, y yo entré motivado porque quería jugar.

¿Qué inidicación táctica te dio?

Me dijo que iba a entrar por el lado derecho, como puntero o volante derecho, que diera todo lo que tenía, que faltaban pocos minutos.

Has entrado de cambio habitualmente, Rudis, y has funcionado en otros partidos, como ante los mismos ticos en la Copa Oro. ¿Qué te parece tu faceta como cambio?

Uno siempre quiere jugar, y jugar de titular, sobre todo en una selección. Pero sabemos que somos entre 20 y 25 jugadores, tanto nosotros como el profe quisiéramos jugar todos, pero no se puede. Entonces los que quedamos en la banca debemos estar listos. Con tal de aportar a la selección, estoy dispuesto a estar en la banca.

Por el tipo de partido que fue, ¿cómo se vivió en la banca?

Sufríamos. Creo que yo sufría más porque soy delantero y uno siente que la puede meter al arco, había nervios, pero estábamos conscientes de que podíamos ganar. Nos veíamos unos a otros y sufríamos.

¿Qué pasó cuando Castillo se lanzó en la chilena?

Te digo que yo ya estaba celebrando, hasta me paré. Cristian de verdad que está muy bien, ayudó mucho, y le anularon un gol clarito. Desde la banca estábamos apoyando, de verdad que se sufre bastante.

Arrancar desde atrás, como un volante y no como un delantero, ¿no te crea confusiones con tu verdadero puesto?

Gracias a Dios ya he jugado esa posición en Águila. Uno como delantero siempre quiere estar arriba. A veces se le olvida a uno y ves el área con ganas de estar ahí, pero todo esto es producto de un trabajo. Hay que acostumbrarse a jugar en distintos lugares. A mí no me incomoda arrancar desde la media.

Antes del gol tuviste una clara también...

Sí, fue una pelota que me dio Eliseo Quintanilla. La dominé, entré al área y la verdad fue que no encontré si tirar o dar un centro. Pero lo bonito del fútbol es que siempre te da revanchas. Tuve una después y la anoté.

¿Cómo se entendieron con Osael en un momento tan complicado para que llegara ese pase suyo?

Ramón Sánchez se la da a Osael Romero y él me ve. Yo también lo vi a él cuando ya va dominando y le dije: “Osa, Osa” mientras voy picando al espacio. Él ya me había visto y me tiró un gran pase. El defensa se barrió y la pude concretar antes de que llegara el portero y el otro defensa.

Fueron unos 15 ó 20 metros los que corrés por ese pase. ¿Qué cruzó por tu mente en ese lapso?

Iba pensando en que la pelota iba a pasar. La pelota iba justita para mí. Cuando piqué, dije: “Esta va a ser la mía”. Cuando la metí y me fui a celebrar, vi de reojo el conómetro con el minuto 90 y a los lados ya el 1-0. Fue un momento muy bonito, porque se acababa el partido, fue el momento justo.

Se ve que luego de hacer el gol, salís corriendo hacia un lado, pero luego hacia el otro... ¿No sabías ni qué hacer?

Imaginate lo que uno siente como jugador al anotar un gol así frente a un público como el que tenemos. Me regresé y me abracé con Zelaya, mis compañeros me tiraron. Fue especial.

¿Qué significó este gol, este triunfo de manera grupal?

Significa muchísimo. Hemos sido una selección que ha trabajado duro, con ganas de querer triunfar, y Dios premia con ese resultado. Nos hace soñar con seguir peleando por una plaza. El panorama estaba bien complicado, pero los resultados nos dicen que todavía podemos alcanzar a Costa Rica en puntos.

Pero hay que ganar en el Azteca...

Dios nos está dando esa esperanza. Qué bonito ir al Azteca con posibilidades. Fuera feo ir ya sólo por salir del compromiso, y ya hablamos de que no queremos ser trampolín de nadie en esta hexagonal.

¿Es posible ganarle a México en su casa?

Yo lo veo posible. Va a ser a muerte, será el partido de nuestra vida, donde nos jugaremos todo. Podemos jugarle a México de tú a tú y daremos la lucha porque tenemos señales de que seguimos con vida.

¿Qué siente la selección cuando se recuerda que se dejó ir cuatro puntos en casa ante Trinidad y Tobago y ante Estados Unidos, tomando en cuenta que ahora El Salvador tendría una mejor posición?

Esos partidos teníamos que ganarlos, pero el resultado no se dio no porque no quisimos, sino por cosas del partido, de los árbitros, y para una selección joven como la nuestra es difícil. Lo lamentamos porque teníamos esos puntos, nos duele, pero ya no se puede hacer nada. Lo que venga por delante es lo que hay que sacar.

Se te abren las puertas para la titularidad ante México debido a la suspensión de Rodolfo Zelaya. ¿Te da algún sentimiento fuera de lo común?
Para comenzar, Zelaya le hará mucha falta a la selección en el Azteca, porque es un jugador que ha venido mejorando cada día. Si a mí me toca jugar, sería una felicidad, una motivación extra de jugar contra tanta gente. A mí me motiva más jugar en un estadio lleno.

¿Es esta la mejor selección en las que has participado?

Creo que sí, porque nadie daba nada por nosotros y estamos demostrando grandes cosas gracias al trabajo que hacemos con el profesor De los Cobos. Él nos tiene una gran confianza y nos apoya de principio a fin. Llegamos a la selección y la vemos como una familia, y eso nos hace más fuertes. El profe es un amigo, un entrenador, casi un padre por la identificación que tiene con nosotros, con el país. Por eso es que la selección ha crecido y se ha convertido en un equipo competitivo.

¿Cómo reaccionaron los demás tras el gol?

La gente, mis compañeros en general, han sido muy importantes para mí. Mis compañeros me felicitaron y también hubo gente que llegó a saludarnos al hotel.

¿Qué pensás de algunos aficionados que reclaman que estés en la selección?

Cada quien es libre de sentir y pensar lo que quiera. Si me abuchean, no hay que darle tanta importancia, porque si les hago caso, me puede afectar en mi rendimiento. Al contrario, uno debe motivarse más y hacer el trabajo que uno sabe. Tal vez hubo gente que abucheó cuando yo entré, pero a ellos les digo que apoyen a la selección, no a Rudis Corrales, porque ayer no gané yo... ganamos todos. RAFAEL FLORES / EL GRÁFICO
avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Video - Entrevistas despues del juego.

Mensaje  EditoresEBC el Vie Sep 11, 2009 12:04 pm

avatar
EditoresEBC
Admin

Cantidad de envíos : 5489
Fecha de inscripción : 21/03/2009
Localización : New York, Los Estados Unidos

http://www.elbaloncuscatleco.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumbo a La Copa Mundo 2010: El Salvador 1 Costa Rica 0

Mensaje  FESFUT Informativo el Vie Sep 18, 2009 11:43 am

Resultados de venta de boletos partido El Salvador vs Costa Rica

La Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) informa que para el partido entre las selecciones Nacionales de Fútbol de El Salvador y Costa Rica, fueron vendidos un total de 18, 869 boletos en las diferentes localidades, lo que representa un 64.58% del boletaje emitido.

La taquilla: $ 206, 090.00

Para dicho partido realizado el pasado 09 de septiembre, fueron puestos a la venta un total de 29, 219 boletos.

Los precios fueron:

Platea: $45.00
Tribuna: $30.00
Sombra: $15.00
Sol preferente: $10.00
Sol general: $5.00

Localidades
Cantidad de Boletos Puestos a la Venta
Cantidad de Boletos
Vendidos
% de venta por localidad

PLATEA
1, 480
573
38.72%

TRIBUNA NORTE
1, 523
863
56.66%

TRIBUNA SUR
1, 270
292
22.99%

SOMBRA NORTE
3, 000
2930
97.67%

SOMBRA SUR
2, 254
1574
69.83%

PREFERENTE NORTE
3, 300
2244
68.00%

PREFERENTE SUR
3, 892
738
18.96%

GENERAL
12, 500
9655
77.24%

TOTALES
29, 219

18, 869
64.58%
avatar
FESFUT Informativo
Admin

Cantidad de envíos : 2760
Fecha de inscripción : 22/05/2009
Localización : San Salvador, El Salvador

http://www.fesfut.org.sv/

Volver arriba Ir abajo

Re: Rumbo a La Copa Mundo 2010: El Salvador 1 Costa Rica 0

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.